Menorca

Con 702 km2 de extensión y 216 km de costa, Menorca es un auténtico paraíso mediterráneo. La distancia máxima entre sus dos extremos, Ciutadella y Maó, es de 47 km y su elevación más alta es el Monte Toro con 357 m. La costa en el extremo oriental de la isla, goza del privilegio de ser el primer punto de España donde sale el sol.

Declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993, y rica en su legado histórico del paso de diferentes culturas, la isla es famosa por sus monumentos y poblados megalíticos, destacando entre ellos la reconocida Naveta d’es Tudons y Taula de Torralba, poblado prehistórico de Son Catlar.

Alaior

Alaior es un pueblo típicamente menorquín rodeado de magníficas playas y situado en la zona sur de la isla. Con un rico patrimonio cultural, merece la pena adentrarse en sus calles y contemplar la belleza arquitectónica de sus edificios, especialmente la iglesia de Santa Eulalia y la de San Diego, sus casas consistoriales y la escuela des Ramal.

Playa de Son Bou

Situada a 7 km de Alaior y con 3 km de largo, es la playa más extensa de Menorca. De aguas cristalinas y arena blanca, forma parte de un área de interés natural protegida (ANEI), rodeada por una importante zona de dunas y destacando los restos de una basílica paleocristiana.

Ciutadella

Antigua capital de Menorca, rodeada de murallas y de aspecto señorial, las calles de su casco antiguo conservan el singular encanto de las diversas culturas que históricamente lo poblaron. Destacan su catedral, iglesias y palacetes, además de pintoresco puerto.

Cala’n Bosch

Cala’n Bosch es una tranquila urbanización situada al suroeste de Menorca, a 8 km de Ciutadella, frente al lago de agua salada al que debe su nombre. Se encuentra a solo 250 m de la playa Cala’n Bosch y a 500 m de la playa Son Xoriguer.