Todos los destinos
Descubre Alaior (Son Bou)
HAZ TU RESERVA
Habitaciones
Adultos
Niños
Edades de los niños
Habitación 1
Edades
Añadir habitación
Confirmar
Inicio
>
Hoteles y Destinos
>
Destinos
>
Menorca
>
Alaior Son Bou
Qué ver en Alaior (Son Bou)

El hotel Valentin Son Bou está situado próximo a la playa de Son Bou, la más larga de Menorca con casi 3 kilómetros entre el Cap de ses Penyes y la Punta Rodona. Es una playa de arena fina y clara de suave pendiente que permite adentrase al mar poco a poco. El fondo es arenoso y si te gusta la práctica del snorkel podrás encontrar extensas praderas de posidonia, una planta marina hábitat de una multitud de especias marinas. Son Bou se encuentra dentro del municipio de Alaior, una ciudad medieval de espectaculares paisajes y rica historia.

icon-arrow-black
icon-arrow-black

Hoteles en Menorca

Valentin Son Bou
Enclavado en la zona sur de la isla, el Valentin Son Bou es el hotel ideal para disfrutar de Menorca en familia o en pareja. Piérdete en las estrechas calles de Mahón o explora sus paradisiacas calas naturales de arena blanca y mar turquesa.
ver hotel
Valentin Star Menorca
Situado en el emblemático puerto de Cala'n Bosch, el Valentin Star Menorca se encuentra entre las playas de Cala’n Bosch y Son Xoriguer, donde disfrutarás de una excelente ubicación y hermosas vistas panorámicas al Mar Mediterraneo.
ver hotel

Conoce Alaior Son Bou

Playa de Son Bou

Situada a solo 1,5 km del Hotel Valentin Son Bou Hotel & Apartamentos y con 3 km de largo, es la playa más extensa de Menorca. De aguas cristalinas y arena blanca, forma parte de un área de interés natural protegida (ANEI), rodeada por una importante zona de dunas. En las inmediaciones también encontrarás los restos de una importante basílica paleocristiana.

Cala Galdana

Una de las calas más extensas de Menorca, con unos 300 metros de longitud y 40 de ancho. Tiene un ambiente decididamente familiar, con todo tipo de comodidades (socorriste, duchas, sombrillas, etc) y variada oferta gastronómica. Es una playa muy segura para el baño gracias a su forma de concha. También es posible alquilar una barca a motor (hasta 4 personas de capacidad) y recorrer gran parte de la costa desde otro punto de vista.

Torre d’en Galmés

Torre d’en Galmés, son los vestigios más importantes de la cultura talayótica, con imponentes estructuras, destacan sus salas de columnas. Está situado sobre una colina en el camino de Alaior a la playa de Son Bou, desde donde podrás observar gran parte de la zona sur de la isla de Menorca. Habitado desde la Edad del Hierro, perduró hasta la época romana. Es un agradable paseo desde la playa que no te puedes perder.

Albufera de ses Canessies

La Albufera de ses Canessies, es un bonito paseo por una zona de humedales de unas 80 ha de extensión, situada detrás de la playa dónde se pueden observar multitud de aves. Durante el invierno abundan diversas especies de ánades y garzas, y al finalizar la primavera crían el ánade real o azulón, la focha y la gallineta común.

Mahón

Mahón, es la capital de Menorca y un amplio y seguro puerto natural que antaño fue objeto de deseo de numerosas armadas extranjeras. Con una atractiva Fortaleza y con buena parte de su muralla intacta, hay que pasearla para descubrir sus rincones. No dejes de visitar su Puerto, y recuerda que cuando la cae la noche, la mejor vida nocturna de Menorca, está aquí.

El faro de Favàritx

El faro de Favàritx es el más famoso de Menorca. Construido en 1922 en un paisaje abrupto de pizarra negra, no te dejará indiferente. Lo encontrarás a mitad de camino en la carretera de Mahón a Fornells. Aunque desde 2018 la carretera que conduce a él está cortada al tráfico de junio a octubre, puedes tomar un autobús desde Mahón o ir en bici. Forma parte del parque natural de la Albufera del Grao.

Playa de Santo Tomás

Esta parte de la costa menorquina está cubierta por un frondoso pinar y es ideal par dar largos paseos ya que se une a dos playas más: la de San Adeodato y la de Binigaus. En sí la Playa de Santo Tomás tiene más de 500 metros de largo, aguas color azul turquesa y una arena blanca y fina (compuesta de carbonato orgánico en más del 85%: léase remanentes de conchas marinas). Es una playa muy popular tanto para familias como parejas o amigos, y resulta fácil encontrar un hueco. El agua no cubre demasiado al entrar y el oleaje es suave, lo que la hace ideal para los más pequeños. Su arena regular y suave la hace ideal para jugar al volley o a las palas.

Hecho
Volver