Todos los destinos
Descubre Ciutadella
HAZ TU RESERVA
Habitaciones
Adultos
Niños
Edades de los niños
Habitación 1
Edades
Añadir habitación
Confirmar
Inicio
>
Hoteles y Destinos
>
Destinos
>
Menorca
>
Ciutadella
Qué ver en Ciutadella

El hotel Valentin Star está situado en Ciutadella (Ciudadela), antaño capital de Menorca, y la segunda ciudad más grande de la isla con sus 27,000 habitantes. Es una ciudad medieval con un marcado aire señorial en la que se destila esencia mediterránea. Aprovecha para pasear por las estrechas y retorcidas calles de su centro histórico, caminando desde el puerto hasta el castillo, y haz una parada para tomar un refresco a la sombra de alguna de sus bellas plazas. Una cena en alguno de los restaurantes del puerto será el mejor recuerdo de tus vacaciones.

icon-arrow-black
icon-arrow-black

Hoteles en Menorca

Valentin Son Bou
Enclavado en la zona sur de la isla, el Valentin Son Bou es el hotel ideal para disfrutar de Menorca en familia o en pareja. Piérdete en las estrechas calles de Mahón o explora sus paradisiacas calas naturales de arena blanca y mar turquesa.
ver hotel
Valentin Star Menorca
Situado en el emblemático puerto de Cala'n Bosch, el Valentin Star Menorca se encuentra entre las playas de Cala’n Bosch y Son Xoriguer, donde disfrutarás de una excelente ubicación y hermosas vistas panorámicas al Mar Mediterraneo.
ver hotel

Conoce Ciutadella

Cala Macarella

Cala Macarella y la Cala Macarelleta, son dos de las calas más apreciadas de Menorca, con un paisaje de ensueño con sus aguas de color turquesa, su arena blanca, y protegidas por acantilados y pinos hasta la misma arena de la playa. Cala Macarella cuenta con un arenal ancho protegido con acantilados de roca caliza llenos de pequeñas cuevas. El único chiringuito que encontrarás en Macarella es el Bar Restaurante Susy, situado en la sombra de los pinares de la playa.

Catedral de Menorca

Catedral de Menorca, construida originalmente entre los siglos XIII y XIV sobre una mezquita anterior, en estilo gótico, este peculiar edificio ha sufrido repetidos saqueos y reconstrucciones, lo que ha ido modificando su apariencia a través de los años. Tras el asalto de los turcos en 1558, fue parcialmente reconstruida en estilo neoclásico durante la ocupación de los ingleses en 1813. Pero una restauración integral en 1986 le devolvió una forma que acentúan su espacio y la luz, gracias a sus grandes vidrieras, en estilo gótico catalán. La mezquita original aflora en la torre del campanario que fue el antiguo minarete de la medina musulmana.

Castillo de San Nicolás

Castillo de San Nicolás, que se construyó a fines del siglo XVIII para defender el puerto de los piratas y vigilar la entrada al puerto de la Ciutadella, desde él se disfruta de un maravilloso panorama de la ciudad y su costa. Es un edificio de piedra octogonal con un foso excavado de 8 metros de ancho por 2 de profundidad. Su nombre tiene su origen en una pequeña ermita que ocupaba su lugar.

Cala n’Bosch

Cala n’Bosch, justo al lado del hotel, a 6 minutos caminando, es una playa de arena blanca con aguas cristalinas totalmente recomendable. Es una cala resguardada, con forma de U, y goza de una pendiente ligera y una suave brisa lo que la hace totalmente recomendable para familias. Cuenta con parking frente a la playa y tiene todas las facilidades como chiringuitos, vigía y duchas.

Plaza del Borne

Plaza del Borne, famosa por un obelisco que conmemora la victoria sobre los turcos en 1558, es la parada perfecta para sentarse a tomar un aperitivo de camino al Castillo de San Nicolás. En ella también encontramos el Ayuntamiento, antiguo real alcázar, edificado sobre un antiguo castillo musulmán, del que aun se pueden apreciar algunos elementos. A un costado veremos el Teatro des Born, construido en 1875 sobre un cuartel inglés del siglo XVII, y dos palacios: el Palacio Torre-Saura, y el Palacio Salort, así como la Iglesia de Sant Francesc.

Puerto de Ciutadella (Ciudadela)

Por último el Puerto de Ciutadella (Ciudadela) es de los más emblemáticos de Menorca. A unos pasos de la Plaza Es Born, entrando por la cuesta Un Marina llegaremos a este emblemático lugar. Sin duda uno de los puertos más bonitos del Mediterráneo, en verano goza de un ambiente espectacular, con sus terrazas y su multitud de restaurantes repletos de visitantes. Disfruta del paisaje multicolor del mercadillo de artesanías, de los tradicionales barcos de pesca atracados en Ribera Norte o de los lujosos yates.

Hecho
Volver